31 de agosto de 2010

¿Por qué no lo pensaste? Porque no quiero creerlo. Porque sé que nunca lo pensamos ... Descuidamos el regalo. 
No sabés los minutos que llevo tratando de escupir lo que quiero decirte, pero es que es muy difícil hablarte sabiendo que no vas a pelearme, a esperar con esos ojos picarones el segundo en que respire para retrucarme. Pavote. 
Lamento la distancia que guardé por el respeto a nuestros roles, por cuidar lo que antes perdí al no separar los tantos. Perdoname si te parecí ... lo que sea que haya parecido así tan reticente. Supe quién eras desde que te conocí ...

Si encontrás el guai fay ese mandate un mail, y contanos si flotás, si hay un portón, de la luz, las trompetas, las nubes y los gorditos rubios en pañales, esas cosas en las que ya ni creo tanto ... pero te juro que si vos me mandás un mail me convierto! Contate qué te dijo el tata, mandale saludos, como pa sumar un puntito, y cómo se ve la Pacha desde afuera ... Ojito con hablar de las paredes y si se atraviesan y si uno ve lo que quiere ... Que la enana cuando vuelva a agarrarte te revienta! Abrazala todas las veces que puedas, que la llenamos de abrazos pero sabemos que ninguno alcanza. Tu familia es una joya, si te hicieron lo que sos no hay qué decir, adjuntá un archivo de dosis de paz que amor les sobra. No le estires las patas a tu suegra; sí, es LA SUEGRA, pero sabés cuánto te ama.Hacenos un ojito a los amigos, que tanto te gustaba, armá un coro y hechá a los que te parezca de donde quieras (sacate las ganas), y filmate todo y sacá mil fotos total la batería debería ser eterna también no? Chusmeá la letra chica del contrato, así los de izquierda por acá ya vamos apelando jijiji ... 
Engordá! Por favor! Que nada te lo impide ... No necesitás los bícpes ni los tríceps más bien guíceps, y después te mando mis recetas de salsas que la enana odia y ahora sí vas a probarlas. Y vas a ver que son ricas, pero antidietéticas. 
Contestá y peleame un poco, ni se te ocurra despeinarme que con lo poco que me peino ni hace falta, y por favor, por favor, no aproveches que no puedo sopapearte para picarme la oreja ... Guacho, sí, ya lo estabas pensando ... Hasta es gracioso que te hablo y pienso en vos y lloro y me río como tonta, y es que no recuerdo una sola imagen en que te haya visto serio, no me acuerdo, y seguís haciéndome reír. Uno es tan torpe a veces quejándose de lo que alegra, rechazando como vieja cascarrienta los juegos inocentes diciendo que jodés, tan torpe. Por suerte vos nunca me hiciste caso. 

Habiendo escupido un poco me voy a la cama, sí obvio es sólo un poco, cuándo escuchaste vos que yo hable brevemente?? Cuidá ese corazón puro, contagiá, y andá haciendome una lista de solteros por allá, por si acaso acá resulto la vieja de los gatos ... 

Te mando un beso negro, te quiero. 
Hasta tantito.

2 de agosto de 2010

Quiero tus besos, tu abrazo, tu cuerpo. La fuerza de tu sexo irrumpiendo en mi alma desolada. Quiero el pavor de que me puedas. Quiero ceder. Ante la calma intempestiva de tu aliento, contar el tiempo acelerado y detenido, contar tus parpadeos. Quiero mi sangre convertida en fuego en la cerilla de tus dedos. Quiero mi naturaleza incendiada en tu derecho.



Revoltosas las caricias revolcadas en deseo, la fricción apresurada de tu instinto que se desespera por alcanzar al mío. El control al que me entrego de tus piernas, tu cadera, tu pecho; el arco carcelario de tus hombros, el tibio recoveco de tu cuello.


Quiero que quieras ver mi alma. Conocer el descontrol de mi deseo.



Quiero entregarte mi esencia liberada en mi mirada.


Espero que me atrapes, suplico que me implores, deliro con que me tomes.



En mis piernas, mi cintura, mis muslos, mis hombros, mis orejas ... degustes el suspenso, consientas la pasión, explores mis señuelos. En mis sentidos, despeines tus sentidos. En mi energía explotes tu placer.


Y seas viento, y sientas fuego, y corra agua, y vibres como el suelo.

En mis sentidos, mi placer, y mis gemidos...